Luz y Oscuridad, Novelas, Obras, Universo de letras

Luz y oscuridad -Capitulo 1: Sofía

Sofía corre a toda prisa, va tarde a su reunión con el consejo mayor, ese día debía ser el más importante de su vida y desde que comenzó había sido un desastre.

El viento que golpea en su delgado rostro, hace vibrar sus pequeñas orejas puntiagudas de elfo. Sofía corre lo más rápido que puede, es tarde, intenta recordar un camino más corto pero no logra concentrarse, su mente no hace más que recordar la conversación que tuvo con su madre esa misma mañana…

–¿Por qué tienes que ser tan testaruda? –Le regaña su madre mientras están sentadas a la mesa desayunando. Sofía aleja su mirada del plato de cereal y la observa con sus enormes ojos azules.

–Ya tomé mi decisión y no importa lo que digas, no me harás cambiar de idea.

–Es una locura, después de todo lo que hemos vivido, tú más que nadie deberías querer estar lejos de esta guerra.

–¿Estar lejos? Todo el planeta forma parte de esta guerra, no hay manera que podamos simplemente ignorarla, tenemos que hacer algo para ayudar, es nuestro deber.

–¿Nuestro deber? Te escuchas como tu padre, él tan honorable y ¿qué logró? Solo ser un muerto más en esta pelea sin sentido.

Sofía mira a su madre con molestia, su padre había sido un gran hombre, no importaba lo que ella le dijera, él había luchado en esta guerra con el ideal de formar parte de ese grupo que trajera la paz nuevamente a su mundo, él quería un lugar en donde Sofía pudiese crecer segura y feliz pero para su mala fortuna, su sueño se vio destruido cuando Sofía era aún una niña, habían asesinado a su padre en el campo de batalla y ella y su madre Helena, habían quedado solas.

Cada una lidió con el luto a su manera, Helena había entrado en negación y simplemente había actuado como si nada pasó, como si Martín Fraü, su padre, jamás hubiese sido parte de sus vidas, cosa que le molestaba demasiado a Sofía, ella amaba a su padre, siempre lo había hecho, había dedicado su vida a admirarlo y no deseaba nada más que hacerlo sentir orgulloso, por ello había tomado esta decisión, se uniría al frente de batalla, formaría parte del ejercito Luz como lo había sido su padre y cumpliría su sueño por él, ayudaría a traer paz a Caph.

–Sofía no tienes por qué hacer esto –le repetía su madre con desespero

–Si tengo que hacerlo, ¿por qué no puedes entenderlo? –Respondía con voz firme ya cansada de discutir –Tengo que irme –dijo tomando sus cosas y dirigiéndose hacia la puerta

–Sofía…

–Ya es tarde, lo menos que quiero es quedar como irresponsable –sentenció con tono de molestia mientras atravesaba la puerta camino a White Hall.

Las largas y agiles piernas de Sofía se movían a toda velocidad, había pasado unos minutos sumida en sus pensamientos tras salir de su casa cuando se dio cuenta lo tarde que era, así que comenzó a correr, debía llegar antes de que cerraran las puertas del gran salón o quedaría por fuera del día de reclutamiento y ese era el día que había esperado toda su vida, por el que se había preparado y luchado, ese día se uniría a la fuerza de la que formó parte su padre y lo haría sentir orgulloso.

Sofía llega exhausta a White Hall pero no hay tiempo ni de respirar, necesita encontrar el salón de reuniones, mira el imponente edificio que se asoma frente a ella mientras intenta dejar de correr y atraviesa las puertas de la entrada principal ante la mirada de todos. Aún tiene unos minutos para llegar al salón así que se apresura a buscarlo, logra ubicarlo al final de un pasillo y entra en el sin pensarlo, está lleno de gente y no tiene ni idea que hacer ahora ni hacia dónde dirigirse.

–pss… Sofía –susurra una voz hacia ella. Sofía voltea hacia ambos lados tratando de ubicar esa voz familiar.

–Sofía, por aquí –susurra un poco más fuerte desde una esquina del auditorio. Sofía voltea y ve a una chica morena que le hace señas, es su mejor amiga América, sonríe al verla, se acerca a ella y le da un abrazo.

–Te guardé un asiento –exclama mientras le señala el lugar –pensé que no llegarías a tiempo –dice aliviada

–Yo también… –alcanza a decir mientras ambas toman asiento –no he tenido una buena mañana –comienza a explicar pero es interrumpida por una voz en el estrado

–Silencio en la sala por favor –ordena un hombre delgado y alto de pie frente a los presentes –Hace entrada nuestra general Irina Growl –Todos se levantan y se inclinan en acto de respeto hacia el ángel blanco que se acerca al micrófono.

Irina es quien dirige el ejército luz, extraordinariamente hermosa, más allá que cualquier otro ángel en Caph pero contrario a lo que podría esperarse, mucho más que solo belleza, una mujer fuerte, aguerrida y poderosa, admirada y respetada por todos.

Las orejas de Sofía se mueven rápidamente de la emoción que siente al ver a Irina frente a ella, América se ríe de su reacción, la conoce como a la palma de su mano, han sido amigas desde los 5 años y sabe lo importante que es este día para ella.

América es una bruja blanca, bastante poderosa para su edad aunque no le gusta admitirlo y prefiere no usar su magia a menos que sea necesario, no obstante, ese “necesario” algunas veces incluye a su amiga y a un par de trucos que le gusta enseñarle porque a pesar de que la magia de los elfos es diferente a la de las brujas, eso no evita que Sofía pueda aprender algunos hechizos, después de todo, que sean diferentes no quiere decir que sean incompatibles.

Las chicas observaban atentamente a Irina mientras ella les da la bienvenida a los nuevos miembros del batallón y les da las gracias por unirse a la causa a pesar de los riesgos que representa tomar tal decisión. La guerra llevaba siglos y no parecía tener fin, más sin embargo, Irina y su grupo confiaban firmemente en que a pesar de las circunstancias, pronto lograrían avanzar lo suficiente para salir victoriosos.

–Nuestras recientes bajas nos han obligado a retroceder –explica Irina mientras todos escuchan con atención –pero esta nueva situación nos ha permitido crear una nueva estrategia de inteligencia que nos dará ventaja en el campo de batalla, por los momentos no puedo decir más que nuestros nuevos reclutas serán pieza clave en esta lucha –Irina continua su discurso mientras Sofía sigue embelesada, sin duda ese ángel se convertirá en un modelo a seguir para ella.

Irina termina su alocución indicando que los nuevos reclutas serán separados en grupos con un director a cargo quien les dará las indicaciones a seguir.

Por primera vez las dos amigas son separadas, los grupos son asignados de acuerdo al entrenamiento que demostraron tener al presentar el examen de admisión, América no estaba muy bien preparada a nivel de batalla como lo estaba Sofía así que ella cumpliría con otro tipo de trabajo, quizás una tarea de inteligencia que hiciera desde una oficina o a lo mejor podría usar sus poderes para alguna misión, ya luego su amiga le contaría mejor, por los momentos, su grupo se dirigía al salón donde los esperaba su director y no quería quedarse atrás.

Al llegar al salón, un oficial los espera. Marcus era un mago ya anciano pero eso no cambiaba el hecho de que fuese uno de los hombres más poderosos e inteligentes de todo el ejército, por el contrario, acrecentaba su valor en la unidad puesto a que pocos podían presumir de una experiencia como la suya. Marcus hizo pasar al grupo, se presentó y revisó la asistencia, le tocaba asignar las misiones pero primero debía aclarar algunos puntos importantes.

–Aquí no estamos para jugar –exclamó en tono serio –quiero dejar eso muy en claro antes de comenzar, es nuestra regla Número 1, no soy su padre para estarme aguantando bromitas…­ –poco a poco comenzó a explicar sus reglas- Número 2, no se distraigan ni hagan tonterías durante las misiones, su tiempo estará dedicado única y exclusivamente a la tarea que se les está dando. Número 3, me mantendrán informado sobre cada cambio que ocurra durante su misión, no quiero sorpresitas. Número 4, se limitaran a cumplir el trabajo que les estoy dando y nada más –prosiguió con un tono más fuerte y autoritario–  y Número 5, la regla más importante de todas y escúchenla muy bien, bajo NINGUNA CIRCUNSTANCIA, ingresarán a alguna base del bando oscuro y mucho menos harán contacto con alguno de los oficiales, ustedes NO ESTAN PREPARADOS PARA BATALLA, al menos no aún –observaba a todos mientras hablaba- su poco entrenamiento en campo solo les permitirá realizar las misiones más básicas, en este caso rastreo y recopilación de información –escupió esto último elevando su voz- nuevamente y para que no quede ninguna duda, SOLO SE LIMITARAN A RASTREAR Y RECOPILAR INFORMACIÓN DEL SUJETO QUE SE LES ASIGNE –ordenó una última vez- se han elegido a los sujetos de acuerdo a las habilidades demostradas en el examen de admisión así que no deberían tener inconvenientes, es una labor muy sencilla y si la cumplen como debe ser, les daremos el entrenamiento necesario para que mejoren y formen parte integral en nuestras filas pero si lo hacen mal, estarán fuera, NO HAY SEGUNDA OPORTUNIDAD –sentenció arrojando una carpeta negra frente a cada uno de ellos

Sofía observó la carpeta, su primera misión, debía hacerlo bien, debía cumplir con todo lo que le pedían pensó, tomó la carpeta entre sus manos y vio el nombre que estaba escrito en la parte frontal- Lukas Grögling – leyó en voz baja para sí misma, abrió la carpeta y visualizó su contenido, un par de fotos y una hoja con una descripción sencilla y los lugares donde podría encontrarlo, confiaba en ella misma, sabía que podía hacerlo, aquí comenzaba su trabajo y Lukas era su objetivo.

 

 

Anuncios

11 comentarios en “Luz y oscuridad -Capitulo 1: Sofía”

  1. Me ha gustado conocer el comienzo de la historia. Así entendemos por qué Sofía quería ser parte del ejercito. Aunque la reacción más lógica hubiera sido no hacerlo teniendo en cuenta que por ello perdió a su padre, saludos!

    Le gusta a 1 persona

  2. Me ha gustado mucho el capitulo primero.
    He leído la sinopsis para meterme en materia y esta bastante bien.
    Aterricé de casualidad leyendo el 8 y luego vi que no era el principio… ja ja por fin he conseguido llegar a donde empezó todo…

    Me gusta

Responder a argriman Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s